Pantorrillas técnicas de entrenamientos eficaces

Técnicas para unas pantorrillas bien simétricas

Las pantorrillas o gemelos, se encuentran en la parte inferior de nuestro cuerpo y son prácticamente las extensiones de las piernas, por lo que realizar unas buenas técnicas de entrenamientos traería beneficios tanto en lo simétrico como la fuerza base que necesita nuestro cuerpo.

Es importante al momento de realizar entrenamientos de las pantorrillas, buscar los que realmente hagan efectos en esa zona, ya que es muy limitado trabajar esa área.

No es tan fácil hacer crecer ese músculo, por lo que al igual que los antebrazos se necesitan mucha constancia, trabajarlo más de una vez por semana y someterlo a diferentes sesiones angulares y de altas repeticiones para que este logre reaccionar positivamente.

No es lo mismo el tipo de congestión que se siente en la mayoría de los músculos del cuerpo que el de la pantorrilla, es decir, cuando trabajamos los músculos como los pectorales, espalda o pierna, podemos notar que se congestionan, logrando así una buena realización efectiva del ejercicio, pero las pantorrillas la sensación que este debe dar es de quemazón o ardor, que significa que el trabajo en la zona se ha realizado de manera efectiva.

Unas buenas pantorrillas bien desarrolladas y fuertes ayudarán de manera directa a las rodillas y aguantar la tensión que le aplicamos a la parte superior de nuestras piernas.

Ejercicios para las pantorrillas

  • Elevaciones de nuestros talones de pie, estos lo podemos realizar en casi que en cualquier lugar, como por ejemplo en escalones, colocando la punta de los pies en la orilla de este y procedemos a elevar los talones o flexionar completamente y bajar hasta el máximo recorrido.Pantorrillas técnicas de entrenamientos eficaces
  • Podemos estar sentado y colocamos un banco que tenga una altura de al menos 5 centímetros, procedemos a colocar las puntas de los pies en el banco, subimos y bajamos flexionando completamente los pies, siempre cuidando el máximo de los recorridos.
  • Estos dos ejercicios ya nombrados lo podemos entrenar de dos a tres veces por semana, siempre buscando la máxima congestión o ardor en esa zona. Se recomienda al menos dos ejercicios, de 4 series y al menos 20 repeticiones por serie.

Orientaciones finales

Trata de mantener siempre esta zona entrenada, esto te dará una buena sintonía entre la parte superior de la pierna como son los cuádriceps y femorales con las pantorrillas o gemelos.

Busca la frecuencia en los entrenamientos de esta zona, no hace falta trabajarlo con tantas cargas, pero sí de altas repeticiones hasta sentir el ardor en la zona.

Nunca olvides estirar en el inicio y en el final de cada serie, esto evitará cualquier tipo de lesión, como calambres o daños en los tendones.

Si te ha gustado este post, no olvides compartirlo en las redes sociales, como también si deseas comentarlo.

Compartelo en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *