Hambre y ansiedad después de entrenar

¿Por qué me da mucha hambre y ansiedad después de entrenar?

Cuando entrenamos y tenemos un control de alimentación, por lo general pasamos por momentos de ansiedad y hambre descontrolada, este es un síntoma que aparece en los procesos de pérdida de peso, sin embargo es importante saber exactamente si es verdaderamente hambre o ansiedad.

Si ya tenemos un tiempo realizando dietas o alimentación controlada y entrenamientos intensos, estaremos en fases de pérdida de nutrientes y líquidos, por tal motivo e inevitablemente entraremos en una fase de hambre en medio de esos cambios que estamos generando en nuestro cuerpo.

Esta hambre es natural por el proceso fisiológico que se está generando en nuestro organismo, mientras nos vamos adaptando y llegando a consumir lo necesario hasta que nuestro cuerpo se acostumbre.

¿Porque sufrimos de hambre?

En sentido médico, el hambre aumenta o se dispara cuando ya nos queda poca cantidad de glucosa en la sangre, nuestro organismo empieza a sentir estos tipos de antojos, bien sea por alimentos con azúcar y en otros casos por la sal.

Todo empieza en nuestro cerebro, justamente en el diencefalo, allí se concentra un estímulo específico que se activa cuando existe la disminución de azúcar en la sangre y esto sucede cuando la glucosa no se mantiene constante y baja sus niveles.

Como disminuir los síntomas del hambre y ansiedad

  • Como se trata de un tipo de ansiedad, ya que al sentir falta de glucosa se dispara las alarmas de querer comer, es necesario proceder a realizar algunos pasos para disminuir esta función.Hambre y ansiedad después de entrenar
  • Se aconseja consumir grandes cantidades de vegetales, esto por ser de bajo régimen calóricos, no tendrás problemas al digerirlos y calmará de manera rápida la ansiedad por comer.
  • Incluye entre tus comidas diarias la cantidad suficiente de fibras naturales, que además de saciar el hambre, también favorecerá a tus procesos digestivos e intestinales. Entre las fibras que se aconseja que consumas tenemos, vegetales, frutas, avenas etc.
  • En tu dieta debes incluir la suficiente agua, ya que si no lo hacemos y pasamos por el proceso de deshidratación, nuestro cuerpo puede activar la alarma del hambre, por tal motivo consume al menos entre 3 a 5 litros de agua diaria, según el tipo de actividad que realices a diario.
  • Se sugiere aumentar las cantidades de comidas diarias, pero en las proporciones sugeridas, en las que al final del día logres alcanzar las calorías necesarias para tu cuerpo, esto ayudará a tu organismo a mantenerse metabolizado y a disminuir el ataque de hambre.

Finalmente y en resumen

Existe variedad de opciones para disminuir el hambre, sin embargo es muy normal que suceda, cuando estamos empezando un sistema de entrenamiento nuevo y régimen de alimentación, donde nuestro cuerpo pasa por un periodo de adaptación, así que una vez te acostumbres estos tipos de ansiedad o hambre disminuirán.

No olvides compartirlo con tus amigos y familiares en twitter, facebook y google plus.

Compartelo en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *