¿Cuáles son las lesiones más comunes en los hombros y como evitarlas?

¿CUÁLES SON LAS LESIONES MÁS COMUNES EN LOS HOMBROS Y COMO EVITARLAS?

Lesiones en los hombros como tratarlas y evitarlas

Nuestros hombros son las articulaciones con mayor concentración de interconexión que tenemos en el cuerpo, por lo que cualquier tipo de ejercicios o movimientos que hagamos afectan de manera positiva o negativa esta zona. Definitivamente los hombros nos proporcionan el equilibrio o balance cuando vamos a mover o levantar cualquier tipo de objetos. Estos tipos de movimientos ponen en tensión toda esta área, y por tal motivo siempre tendrá una alta posibilidad de caer en distintas lesiones, si no aprendemos a ejecutar los movimientos y cargas de manera correcta.

Cuáles y donde son las principales lesiones en los hombros

Tendinitis de los hombros

Todos de alguna u otra forma extenderemos nuestros hombros para ejecutar cualquier acción, bien sea pintando, escribiendo, moviendo un objeto, etc, esto hace que en muchas ocasiones haya exceso de movimientos en las articulaciones produciendo lo que se le conoce como la tendinitis. Si ya estás sufriendo de esta enfermedad, es importante que tengas el tratamiento adecuado, ya que esa zona de manera constante se inflamará y quizás puedas llegar a romper el tendón.

Una de las formas de detectar la tendinitis es, cuando el dolor es más agudo de lo normal, como, por ejemplo, cuando levantamos un brazo o casi no puedas mover el hombro, y en la noche por lo general lo sentirás muy adormecido. Si la tendinitis continúa desarrollando, lo más probable es que empieces a escuchar chasquido durante el movimiento de los deltoides.

Tratamiento para le tendinitis

Se recomienda mucho reposo principalmente, aplicación de hielo en la zona afectada, y el uso de medicamentos antinflamatorios, básicamente es lo primero que debes ejecutar y ver la repuesta a este tipo de tratamiento. Si esta afección continúa durante al menos 2 semanas, se recomienda hacer una radiografía o tomografía, para poder diagnosticar el grado de daño en la zona. Si es así, quizás el médico, debe ejecutar un plan de fisioterapias para empezar a fortalecer los tendones y fibras musculares involucradas.

Como prevenir la tendinitis

Por lo general la tendinitis se desarrolla cuando los movimientos suelen repetirse con mucha frecuencia y nos has tenido el tiempo suficiente para reposar y recuperarte de la lesión. Tome descansos cortos entre una actividad y otra de movimientos articulares en los deltoides, y crea un hábito de calentamiento y estiramiento durante algunos minutos antes de empezar cualquier actividad que involucre estos movimientos.

Bursitis

La bursitis la podemos definir como la inflamación de la Bursa, y por lo general va acompañado de la tendinitis. La Bursa es como un saco de líquidos que impide la fricción entre los tendones, ligamentos, músculos y huesos. Por lo general esta afección se desarrolla cuando hay sobretensión de los hombros, como también a la presión prolongada o algún tipo de afección ya acumulada.

Por lo general la bursitis causa dolor en los brazos cuando los estiramos, y si no tenemos el cuidado correcto, lo más probable que este tipo de afecciones se prolongue, así que debemos estar pendiente de cualquier inflamación en la zona.

Tratamiento para la bursitis

Una vez que ya se presente el dolor, debemos asegurarnos de mantenerlo aislado y protegido sobre todo cuando estamos durmiendo, sentado u otras posiciones, lo importante es evitar poner tensión en la zona afectada. Coloque hielo 3 veces al día en la zona afectada al menos unos 10 minutos por aplicación y si este dolor persiste, no dude en consultar a su médico de confianza o a cualquier centro de salud.

Como prevenir la bursitis

Una de las mejores maneras de evitar esta afección es evitar el exceso de fuerza en la zona afectada. Tome descansos cortos, entre una sección y otro, evite las repeticiones de estos tipos de movimientos. Uno de los problemas externos que nos puede aumentar la afección es el frío, por lo que se recomienda mantenerse caliente esa zona.

La osteoartritis

Por lo general esta afección sucede cuando el cartílago que va entre los huesos se rompe o erosiona, por lo que al momento de utilizar esta articulación desgastada sentirá un dolor de manera inmediata, pero también sentirá un ruido como un chasquido, donde se entiende que los huesos están rozando el uno con el otro.

Tratamiento para la osteoartritis

Hoy en día no existe una cura definitiva para esta enfermedad, sin embargo, se puede manejar un tratamiento a base de analgésico y por medio de la limitación del uso de movimientos en esa zona. Por lo general el médico le manda mucho reposo, antinflamatorios, analgésicos, fisioterapias entre otros, pero si estos no han dado una solución considerable, es posible que se necesite cirugía.

Como prevenir la osteoartritis

Una de las formas de evitar que se prolongue, es bajando de peso y trabajar en las zonas musculares a través de diversos ejercicios de pesas. Por lo general los ejercicios ayudan mucho, siempre y cuando no haya sobreesfuerzo en el movimiento. Practique deportes como por ejemplo la natación, no se mantenga por mucho tiempo estático.

Luxación o esguince de hombro

Estos tipos de lesiones son distintas en el hombro, sin embargo, ocurren de la misma manera. Su origen se deriva de una acción o trauma a través del ejercicio físico, por medio de un accidente o un tipo de caída que va directo al hombro, originando que los huesos de las articulaciones se abran o se separen, impidiendo el movimiento de esta zona.

Pero es importante diferenciar estos tipos de lesiones, como, por ejemplo, los esguinces se originan cuando los huesos se separan levemente antes de volver a su lugar, mientras que la luxación, resulta de los huesos restantes abiertos o separados, después de ser removidos, pero de forma independiente.

Una vez que se produce la lesión, suele sentirse un dolor muy intenso, y de manera casi inmediata se hinchará la zona, como también se producirán hematomas, a nivel del hombro y el hueso del cuello.

Tratamientos para la luxación o esguince

Estos tipos de lesiones se necesita de la intervención inmediata de un médico especialista. No trate de reubicar su hombro, ya que puede empeorar las condiciones de la misma.

Por lo general el médico suele recetar analgésicos y también le colocará una férula por cierto tiempo. Una vez que es retirada la férula, es importante y por cierto tiempo, realizar ciertas visitas periódicas, para realizar terapias físicas y así empezar a restaurar la zona afectada, mejorando definitivamente de esa lesión.

Como prevenir una luxación o esguince

Primero debemos estar claro que ambas lesiones se han producido por algún tipo de trauma en la zona de los deltoides, además son difíciles de prevenir, sin embargo, existe la posibilidad de evitar algunas situaciones que producirían estas lesiones.

Una vez esté consciente de lo delicado de estos tipos de lesiones, como lo es un hombro dislocado, etc, es importante no continuar realizando entrenamientos físicos extremos o de alta intensidad, ya que, si se repite, puede dañar gravemente y quizás de forma definitiva los músculos, tendones y los huesos que se encuentran alrededor de los hombros.

Capsulitis adhesivo

También llamado hombro congelado, por lo general se desarrolla este tipo de trastorno muscular, varios meses después de haber tenido una lesión. Por lo general se caracteriza por un dolor constante, también cuando se experimenta este tipo de dolores y trauma en esa zona del hombro, de forma instintiva evitamos usar esa área afectada, lo que nos puede traer consecuencia, ya que se puede desarrollar el tejido de la cicatriz, limitando aún más el movimiento del deltoides.

Tratamiento para la Capsulitis adhesivo

Una vez se haya tenido una lesión de este tipo, es importante asistir a revisiones periódicas con tu médico, como también es necesario si persiste algún dolor en la zona reportarlo lo antes posible. Por lo general, los médicos recomiendan realizar ejercicios, que le ayude a disminuir la intensidad del dolor. Es importante tratarlo de forma correcta, ya que si no se logra una recuperación permanente es posible que en cualquier momento desarrolle dolores crónicos, y posiblemente tenga que ser sometido a una intervención médica.

Como prevenir la Capsulitis adhesivo

Debemos estar claro que una lesión de los deltoides, no va a significar que ya no usará más esa zona, solo debes estar en control permanente con tu médico hasta que decida si ya está en condición plena para poder realizar los movimientos permanentes. Se recomienda utilizar la fisioterapia, inclusive si el dolor no sea tan significativo.

Lesiones del manguito rotador

Los manguitos rotadores son 4 tipos de músculos que están ubicados donde los omoplatos de conectan directamente a los brazos superiores. Son los que permiten la articulación de los hombros, si por casualidad estos músculos son lesionados, tanto los músculos circundantes como los tendones serán separado del lugar, lo cual será difícil utilizar los deltoides.

Si esto sucede, lo primero que va a sentir es mucho dolor, y no podrá mover los brazos. Por lo general este tipo de lesión en esa zona, resulta de un proceso degenerativo, sin embargo, en algunos casos se puede desarrollar de forma repentina. Esto por lo general persiste, porque los atletas o deportistas en general siguen entrenando a pesar de tener ya presente el dolor y la lesión.

Tratamiento para los manguitos rotadores

Tal y como los otros tipos de lesiones en los deltoides, es importante acudir a tu médico de confianza apenas sienta dolor en esa zona, ya que casi de manera segura, va a necesitar que le hagan una radiografía, y luego le recete analgésicos, anti inflamatorio y mucho reposo.

Para estos casos de lesión, el tiempo de recuperación es largo, y si la lesión continúa a pesar de todos los tratamientos posible, lo más seguro es que tengan que intervenirlo quirúrgicamente.

Como prevenir la lesión de los manguitos rotadores

Una de las formas más segura para prevenir una lesión en esa zona es fortalecer los músculos de los deltoides, y así disminuir la posibilidad de una lesión. También debe aprender a calentar y estirar correctamente todos los músculos y articulaciones ante de cualquier evento que involucre utilizar la rotación de los deltoides, como también todo lo que tenga que ver en esa área, como también, tomar tiempo suficiente para descansar.

Ejercicios y recomendaciones para tratar hombros lesionados

Unos de los ejercicios recomendados para aprender a evitar lesiones comunes en esta zona de los hombros es la siguiente:

  • Acostado sobre una colchoneta o lo que pueda utilizar para sentirse cómodo en el piso, procedemos a sostener un palo de escoba con las dos manos. Luego extendemos el brazo donde está el deltoide adolorido, mientras mantenemos el otro brazo recogido o doblado.  Empezamos a mover lentamente las manos de un lado a otro al menos entre unas 10 a 12 veces. Luego repetimos la operación al menos una 4 veces más.

 

  • Otra de las formas de ejercitar tenemos: estando de pie, sostenemos el palo de escoba por detrás de la espalda con ambas manos, dejando la mano lesionada sobre nuestra cabeza y la otra mano la dejamos detrás de la parte baja de la espalda. Empezamos estirando la mano hacia arriba hasta donde pueda realizar el mayor recogido. Lo debe repetir al menos 4 set de 10 repeticiones.

Lesiones en los hombros consejos finales

Ante cualquier lesión muscular debemos tener el mayor cuidado posible, para poder tratarlo y así recuperarnos de forma correcta. En este caso nos enfocamos en los deltoides, que son músculos pequeños, y que por ser articulados debemos prestar mucha atención cuando realizamos los movimientos a la hora de un entrenamiento.

Así que aprendamos a calentar y realizar movimientos de estiramientos anticipados y después de cada ejercicio, y así disminuir la posibilidad de una lesión, que por cierto suelen tardar mucho en recuperarse por completo.

Si te ha servido de orientación este artículo, no olvides compartirlo con tus amigos y familiares en las diferentes redes sociales.

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *