Crossover rutina para aislamiento pectoral

¿De qué se trata el crossover?

El crossover es uno de los mejores ejercicios de aislamiento para los pectorales y se trata de realizar el movimiento por medio de poleas altas o bajas.

La realización del crossover te permite dividir mejor las áreas del pecho, trayendo como beneficio un mejor aspecto simétrico de nuestra estructura media alta del cuerpo.

Es indispensable al trabajar con este tipo de ejercicio, que hagamos en su totalidad el rango del movimiento, es decir, contraer bien atrás el humero y luego debes cruzar nuestros brazos sobre la parte media de del cuerpo, más o menos a la altura de la boca del estómago.Crossover rutina para aislamiento pectoral

Es indispensable cruzar las manos en movimiento del ejercicio, con estos sentirás mejor el trabajo que con el simple acercamiento de las manos, esto se realiza con el fin de estimular aún más las fibras del área del pectoral.

Por ser un ejercicio de aislamiento, muchos comenten el error de trabajarlos con grandes cargas, trayendo como consecuencia la mala ejecución del ejercicio, debido a que desbalancea su cuerpo, eliminando el punto de inflexión donde debe contraerse el pecho.

Si lo ejecutas mal terminas trabajando otra zona muscular de la cual no estabas enfocado y perderás tu tiempo.

Como trabajar el crossover con polea baja

El crossover con polea baja, es uno de los ejercicios que mejor contrae los pectorales, sin embargo la técnica debe ser limpia y correcta, ya que en muchas ocasiones, nos encontramos con personas que lo realizan muy mal, convirtiendo ese ejercicio pectoral en uno de hombro o bíceps.

Para empezar a realizar el ejercicio de crossover, las poleas laterales deben estar al menos por debajo de las caderas, colocamos un peso moderado como punto de partida y de calentamiento, además que nos ayuda en el ajuste del movimiento.

Colocamos el agarre de la manopla en cada mano, nos movemos aproximadamente un paso hacia adelante, con los brazos semiflexionados al frente jalamos la polea justo al frente de nuestro torso, el movimiento debe ser semejante a una curva.

Los codos deben estar semiflexionados, para evitar que la resistencia se deposite en los bíceps. Nuestro punto de partida será dejando los brazos en nuestro lado y empezamos a realizar el movimiento en forma diagonal hacia arriba, contrayendo nuestro pecho.

Cuando el movimiento llegue a la parte superior media y delantera de nuestro torso, debemos regresar nuestro movimiento por la propia inercia, pero es aquí cuando debemos frenar en algo el movimiento, para que las fibras musculares se activen de manera intensa.

Realiza al menos 1 ejercicio, de 4 series y por cada series al menos de 10 a 12 repeticiones.

Conclusión y consejos

Es indispensable practicar mucho este ejercicio, para poder mantener una buena ejecución, aprovechar las bondades que nos beneficia en esa zona media del pecho y así evitar cualquier tipo de lesiones.

Si te ha orientado este artículo sobre el crossover y los beneficios que nos da a nuestro pectorales, no olvides comentarlo y compartir en las redes sociales.

Compartelo en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *