Correr método para quemar calorías

¿Correr es el mejor método para quemar calorías?

Cuando vamos a correr lo hacemos con la meta de poder perder líquidos y grasa corporal de manera más rápida, como también tener una mayor resistencia y energía.

La mayoría de las personas salen a correr con la creencia que para perder peso, es el método más eficaz y seguro.

Muchas veces creemos que es así, ya que vemos en el parque, en los estadios, calles y en cualquier centro deportivo, infinidad de persona en muy buena condición física, es decir, delgados y bien definidos.

Otras de las influencias que nos hacen creer que correr sea el método definitivo para estar en muy buena forma, son las publicidades, como por ejemplo la tv, películas, atletas realizando propagandas de acondicionamiento físico y lo primero que nos muestran son formatos fílmicos corriendo, esto nos empuja a este tipo de creencia.

Errores en cuanto la creencia del correr

Por más que subliminalmente te coloquen todo el día que el correr es el mejor método para obtener la mejor condición física, no es del todo realidad.Correr método para quemar calorías

Uno de los errores al efectuar jornadas para correr en un determinado sitio o momento, es que no se hace con la correcta técnica y esto sucede, porque nunca hemos buscado la manera de aprender a realizarlo con la técnica adecuada, si no lo hacemos así y solo nos animamos por lo que vemos, en la mayoría de las personas causarán lesiones, dolores musculares constantes y todo se debe al desbalance, a la mala postura en el movimiento y muchas veces por el sobre pero corporal.

Si no estás preparado para correr, entre las lesiones comunes que podemos encontrar son, dolores en las articulaciones, como las rodillas, tobillos y la zona lumbar o baja de la espalda.

Recomendaciones

Para empezar a correr es necesario ir acondicionando tu cuerpo paulatinamente, midiendo tu incremento de recuperación diaria, por lo que un buen método antes de correr, es caminar e ir incrementando poco a poco, hasta que te adaptes y además puedas estar en un peso adecuado, para practicar la disciplina de correr.

Se recomienda caminatas al menos en la primera semana de 20 minutos a muy baja intensidad, luego en la siguiente una vez te sientas adaptado al tiempo anterior, aumentar a 30 minutos con una intensidad media y mantener esa constante por lo menos por dos semanas y finalmente una vez ya te sientas que puedes caminar rápido y tu recuperación sea rápida, empezar jornadas de correr tal cuál como lo realizastes al principio con la caminata.

Una vez hayas tomado tu ritmo y resistencia, la medición y los objetivos los colocarías tú, dependiendo de la condición actual, en ese momento si podemos decir que el correr te traerá buenos rendimientos.

Si ha sido de tu agrado este post, compártelo en las redes sociales.

Compartelo en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *